en

No vas a poder lograrlo: La escuela no es para ti

En el trayecto a cumplir tus sueños y obtener una carrera, tendrás obstáculos muy fuertes que parecerá que conspiran en tu contra en muchos aspectos y que quieren hacer hasta lo imposible por hacerte retroceder en tus metas, pero sin duda uno de los más complicados son todas las personas y cuestiones que te gritan “No vas a poder lograrlo: La escuela no es para ti”

Con personas y cuestiones me refiero desde familiares, amigos, conocidos hasta tu propia mente cuando el estrés te agobia y juega en tu contra haciéndote creer cosas que no son reales, sin embargo déjame decirte que en algo tienen razón.

La escuela no es para ti, no lo es si no te gusta perseguir tus sueños, si no te gusta enorgullecer a aquellos que te rodean con cada pequeño gran logro que vas cumpliendo materia con materia, ciclo tras ciclo.

No es para ti si definitivamente no buscas superarte a ti mismo y ser cada día tu mejor versión, si no te gusta exigirte hasta ver cuánto puedes dar, si no quieres encontrar personas que estarán apoyándote en cada paso, llamándote amigo e invitándote a pasar momentos que difícilmente olvidarás.

La escuela no es ni de cerca lo que debes estar haciendo si tu mayor preocupación no es tu futuro, si no quieres tener próximamente mejores oportunidades, si el esfuerzo no es tu amigo y aprender muchas cosas nuevas que te aportan cosas positivas a tu vida no te parece atractivo.

Depende completamente de ti, porque siempre habrá obstáculos que te impidan cosas pero también, siempre hay soluciones, por lo cual, evita centrarte en el problema, mejor hazlo en lo que está en tus manos para lograr tus objetivos.

¿Vives lejos? Aprovecha para levantarte más temprano para poder llegar sin prisas.

¿No sabes bien si es la carrera correcta? Siempre céntrate en lo que te gusta y apasiona sin perder de vista tus planes a futuro.

¿Tienes problemas financieros? Busca un trabajo que pueda apoyarte a pagar o incluso en tus tiempos libres puedes realizar cosas que puedan generarte algo extra por ejemplo: pasear o bañar perritos, el límite lo marcas tú.

Parecerá que quiero darte una reflexión motivacional, pero lo que realmente espero que se quede en ti que estás leyendo esto, es una serie de realidades que van pasando mientras estás inmerso en los aprendizajes, que se que teniendo conocimiento acerca de ello, valorarás mucho más, quiero que te apalanques de ello para crecer como persona y que el día que voltees a ver estos días que serán únicamente recuerdos, veas aprendizaje y lo valores dos veces más.

Y que con orgullo digas: “Probablemente muchos de los que me dijeron que la escuela no era para mí, tenían algo de razón, pero lo hice, sin tomar en cuenta los comentarios, sin tomar en cuenta críticas de quienes no están ni cerca de ponerse en mis zapatos y me demostré a mí mismo de todo aquello de lo que puedo ser capaz”

Así que si esta es tu situación debes saber que lo real es que lo único importante es tu percepción y tu esfuerzo diario, la constancia y actitud que pongas en cada actividad que realices, sin importar lo que otros digan, busca tu bienestar personal y convierte las opiniones en razones para fortalecerte.

Eres el protagonista de tu propia historia así que ve por ello, logra tus sueños hoy, ve en busca de esa carrera que tanto anhelas y enorgullécete de la persona que eres y de la que estás luchando por llegar a ser y si “la escuela no es para ti” entonces crea las condiciones para que lo sea.

¿Qué opinas?

Escrito por Stefany Calderón Reyes

Soy una persona soñadora y creativa, actualmente estudiante de la carrera de Administración y próxima a titularse, con muchas ganas de aprender y compartir el conocimiento con los demás sobre todo en temas de Recursos Humanos y Calidad. Emprendedora de un micronegocio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings