en

México: Conociendo el Patrimonio Cultural a través del proyecto “Mi Patrimonio en una Caja”

La importancia de inculcar el patrimonio cultural a todos los niños y jóvenes con un propósito de tener nuevas propuestas innovadoras, como el proyecto que desarrolló Cecilia Monzón, llamado Mi patrimonio en una Caja.

Dicha propuesta didáctica es muy innovadora, que ayuda a promover actividades creativas, con el fin de divulgar las manifestaciones culturales de todo México y las tradiciones que se tiene en cada región del país.

¿Cuál es el objetivo del proyecto?

Cecilia Monzón es maestra en gestión del patrimonio cultural e internacionalista; quien ha impulsado este proyecto desde hace años atrás. Entre sus ideas innovadoras ha realizado cojines en forma de alebrijes, dibujos, pinturas, piñatas y muñecas de tela, todas estas manualidades son hechas con artículos que representan a la cultura de cada región en México.

El proyecto Mi Patrimonio Cultural en una Caja, tiene como objetivo fomentar las actividades artísticas y educativas relacionadas con las tradiciones del país. Es por ello que se impulsó el gran proyecto relacionado con distintos kits de Mi patrimonio en una caja, lo cual ha cautivado a padres de familia para que puedan tener un buen acercamiento con sus hijos, además de ser muy divertido, esto ayuda a la comunicación y convivencia con sus familias.

“Para hablarles a los niños del patrimonio cultural, hay que explicarles que vivimos en un lugar llamado México, que es enorme y que tiene una riqueza gigante, que tenemos playas, montañas, que tenemos diferentes comidas, que esta diversidad es la que nos hace ser tan diferentes, pero que al mismo tiempo todos somos un solo país, un solo México”

afirmó Cecilia.

Cecilia tiene la especialidad en políticas culturales y gestión cultural, quien a través de sus redes sociales se ha dado la tarea de promocionar el proyecto, lo que la ha impulsado es dar a conocer la diversidad cultural mexicana a su pequeño hijo, así mismo su gastronomía, la cultura de las regiones y el arte.

Por otro lado, la situación de vivir fuera de México le ayudo a retomar el proyecto para que los niños conozcan la identidad de su patria, ya que cuando no existe la oportunidad de visitar las regiones y los rincones del país, este tipo de proyectos ayuda a conocerlo y más ahora con la situación de la pandemia.

“Desarrolle esa idea con una caja con siete actividades, un cuadernillo de divulgación y una pareja de muñequitos otomís: ‘Lele’ y ‘Panchito’, que eran los personajes que guiaban a través del cuadernillo todas estas actividades de diferentes regiones del país”

mencionó Cecilia.

El desarrollo de la caja con 7 actividades está creadas e inspiradas con el apoyo general de la comunidad de artistas, artesanos y emprendimientos que son encabezados por varias mujeres quienes aportan valor al proyecto.

Sin embargo, cada vez logran incluir más artículos interesantes, actividades y materiales para que los niños y las niñas puedas armar e interactuar con distintas formas, así como colorear.

¿Cuál es la oferta del proyecto?

El proyecto de Mi patrimonio en una Caja tiene como oferta muchas dinámicas para distintos rangos de edad que comprende desde los 6 a 10 años, así mismo distintos materiales enfocados a jóvenes y personas adultas, es por ello que ala través de este proyecto se permite que sea adaptable a una buena convivencia integral, social y directa.

Para mostrarles el patrimonio cultural a través de las actividades creativas relacionadas a través de juego, han diseñado sopas de letra y crucigramas para poder identificar palabras que no son muy conocidas y con respecto a los alebrijes si no lo conocen, a través, de estas actividades lo pueden identificar.

En estos tiempos los niños ya hacen uso de la tecnología como parte de su vida cotidiana, sin embargo, Mi patrimonio en una Caja tendrá la exploración de adaptarlo a formatos tecnológicos para poder reforzar la atención que los niños, jóvenes y adultos le ponen a estos tipos de proyectos.

Las actividades como dibujos son muy coloridos y tangibles para que los niños lo puedan sentir, en caso de los tambores, estos se pueden tocar y hacer sonidos que no se habían escuchado y no solo que escuchen algún cuento de algún lugar de México en donde se utilizan, ya que este lo pueden tener y sentir. Los niños siempre les gustan tener algo físico, además de verlo, tocarlo, abrazarlo e incluso colorearlo ayuda a su creatividad e implica una convivencia sana.

Ante las nuevas formas de convivencia y la nueva normalidad que tienen todos los niños a consecuencia de la pandemia, la confinación y la suspensión de actividades públicas y masivas, es sumamente importante que se les ayude a impulsar su creatividad con distintas dinámicas que les ayude a reforzar su ingenio y aprendizaje a través de la exploración y la posibilidad de ponerle su propia idea.

¿Te gustaría conocer más sobre la Cultura Mexicana?

¿Qué opinas?

Escrito por Alicia Gutiérrez

Alicia Gutiérrez, estudiante de Administración de Empresas, Gerente de una Unidad de Negocio de una franquicia correspondiente a la empresa Domino´s Pizza México. Cuenta con experiencia administrar operaciones de producción y elaboración de productos, administración de personal, reclutamiento y selección de personal, capacitación y entrenamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings