en

La importancia de la inteligencia emocional en las áreas de trabajo

Las personas con buena Inteligencia Emocional cuentan con muchas ventajas en el ámbito laboral, ya que comprenden de la mejor manera a los demás, se adaptan de buena manera a las circunstancias inciertas, tienen una vida más sana y sobre todo son muy empáticos.

Sin embargo, en los lugares de trabajo suceden momentos de tensión, estrés y hostilidad, es por ello que fomentar la Inteligencia Emocional en las organizaciones o empresas, es una buena forma de mejorar el entorno laboral de todos los trabajadores.

El concepto de la Inteligencia Emocional comenzó a popularizarse y a tomar mucha importancia en el año de 1995.

“La capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”

mencionó Daniel Goleman.

Con ello se constituye una meta-habilidad que ayuda a condicionar la medida en que la que se puede utilizar muchas habilidades, incluyendo la Inteligencia Emocional para mejorar la relación laboral.

Goleman pudo afirmar que, en un futuro, el Coeficiente Intelectual podrá ser sustituido por el Coeficiente Emocional. El Coeficiente Emocional ayuda a predecir las capacidades y el modo que tiene una persona para poder reaccionar ante distintos acontecimientos y problemas o situaciones cotidianas.

A continuación, se describen cinco habilidades clave e importantes que componen la Inteligencia Emocional de una persona.

Empatía

La empatía consiste en saber reconocer como se sienten las otras personas que las rodean a través de sus ideas o emociones. En el entorno laboral, la práctica de comportamientos empáticos ayuda a mejorar las relaciones con los equipos en el rendimiento y la comunicación.

Ser entendidos y entender a los demás hace que a los trabajadores les resulte mucho más fácil cooperar y tratarse con respeto entre ellos, es por ello que esta habilidad juega un papel muy importante para saber cuáles son las necesidades de las demás personas y no dudar ofrecer ayuda a quienes la necesitan.

Motivación

La motivación es la habilidad que tienen las personas con inteligencia emocional, para no desistir o decir “no puedo”. Sin embargo, debemos tener en cuenta de que todas las personas son capaces de lograr aquellos propósitos, metas u objetivos que se desean conseguir.

Para poder tener una buena motivación es sumamente importante trabajar los sentimientos, para poder ser muy capaces de tomar la importancia que corresponde, algunos de estos sentimientos son:

  • Los miedos
  • Sentimiento de obligación
  • Las quejas
  • La culpa
  • El resentimiento

Todas las emociones y actitudes antes mencionadas hacen que las personas piensen que las situaciones son más graves de lo que realmente son y su motivación se vea muy afectada.

Autoconocimiento

Consiste en conocer las debilidades y fortalezas personales, los objetivos o metas planteadas y como se deberán alcanzar. En periodos de desempleo, el autoconocimiento ayuda a potenciar sus cualidades, además de saber la diferencia entre los demás.

La práctica de autoconocimiento ayuda a mejorar la Inteligencia Emocional, es por ello que se debe conocer lo que ocurre dentro de las personas cuando tiene algún tipo de estímulo y se debe tomar en cuenta si se debe aceptar o cambiarlo adecuadamente. Sin embargo, se tiene que investigar de manera personal las emociones, los actos y las frustraciones.

Autocontrol o autorregulación

“Cualquiera puede ponerse furioso… eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma correcto, eso no es fácil.”

Aristóteles

Las personas se rigen bajo las irracionalidades, sin embargo, son capaces de controlar sus impulsos cuando surgen imprevistos para poder gestionarlos y ser muy capaces de verle el lado positivo a cada situación negativa que se presente.

Para poder autorregular las emociones y no caer en pensamientos derrotistas, se debe identificar las herramientas con las que se cuenta para poder cambiar las actitudes cuando estas comienzan a producirse.

Antes de dejarse llevar por un impulso negativo, se debe pensar si las reacciones son adecuadas, se debe intentar moldearla. El dejarse llevar por las respuestas emocionales puede llegar a ser muy perjudicial o peligroso personalmente y también con los compañeros de trabajo.

Habilidades sociales

Las personas que cuentan con una alta Inteligencia Emocional, poseen buenas habilidades sociales. Para poder desarrollar todas las capacidades, se debe tener en cuenta que cada una debe ser adecuada en cada situación.

Con respecto a las relaciones sociales más importantes se encuentran las siguientes:

  • Ser líder de un número de personas.
  • Son capaces de motivar en cuanto a la relación de objetivos específicos.
  • Atender y escuchar a quienes sea necesario.
  • Persuadir a todos los miembros del grupo para que realicen una determinada actividad.
  • Negociar los procesos conflictivos.
  • Ser agradable y cautivar tanto en la vida afectiva y profesional.

Con respecto a las investigaciones realizadas por universidades estadounidenses, la Inteligencia Emocional es un predictor del éxito en las carreras profesionales. Este tipo de estudios indica que le ayuda a los empleados a desarrollar las relaciones interpersonales y las habilidades de liderazgo.

Inteligencia emocional y liderazgo

La Inteligencia Emocional es aún más importante que el Coeficiente Intelectual, según Daniel Goleman, esto ayuda a predecir de manera adecuada quien será el mejor líder del grupo.

“Se contrata a los directores por su intelecto y su pericia empresarial y se los despide por su falta de inteligencia emocional”

Goleman

Una buena identificación y gestión de las emociones, no se relaciona con las capacidades intelectuales, esto es sin duda un mejor indicador de la inteligencia, en situaciones de estrés o tensión será donde se podrá poner a prueba la capacidad.

Por otro lado, los trabajadores que sepan manejar las emociones sabrán como dirigir a los equipos con mayor éxito. No solo de identifican como los más aptos para tener estas habilidades de motivación y persuasión, si no también podrán entender de la mejor manera a los miembros del equipo, además sabrán relacionarse con todos y sabrán como ayudarlos sin complicaciones.

¿Te gustaría conocer más información sobre Inteligencia Emocional y como aplicarla en las áreas de trabajo?

¿Qué opinas?

Escrito por Alicia Gutiérrez

Alicia Gutiérrez, estudiante de Administración de Empresas, Gerente de una Unidad de Negocio de una franquicia correspondiente a la empresa Domino´s Pizza México. Cuenta con experiencia administrar operaciones de producción y elaboración de productos, administración de personal, reclutamiento y selección de personal, capacitación y entrenamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings