en

¿Cómo aplico la planeación estratégica en mi emprendimiento?

Crear un emprendimiento es un proceso complejo que conlleva una serie de pasos que le permiten concretar sus objetivos y aunque parece que las personas simplemente se levantan un día con la idea ya estructurada, la realidad es que previamente al momento donde se construye el emprendimiento, hay una planeación inicial y mucho análisis.

La planeación estratégica viene a hacerte el trabajo más sencillo, ya que gracias a ella podrás realizar tus proyectos sin dar pasos en falso, sobre todo cuando las condiciones bajo las cuales estás construyendo tu emprendimiento no son tan buenas como te gustaría.

Si bien, el proceso de una planeación estratégica no es cosa simple pues toma tiempo y sobre todo compromiso, que tú como emprendedor vas a tener que invertir, pero que sin duda verás recompensado a mediano y largo plazo.

¿Qué vas a lograr aplicando planeación estratégica?

Primeramente, vas a poder darle un rumbo establecido a tu emprendimiento, ya que esta fase te permite crear una visión futura de tu negocio, lo cual te da los parámetros necesarios para guiar el plan de acción hacia la consecución de objetivos.

Aunque el argumento anterior parece ser muy trillado, saltarte el paso de la planeación estratégica antes de comenzar tu emprendimiento puede tener resultados muy distintos a los que esperas, pues esto genera que no tomes en cuenta situaciones que pudiesen ser evitadas aplicando esta estrategia correctamente y que pueden llevar a tu empresa a ser parte del amplio grupo de emprendimientos que no sobrepasan dos año de creación, que lamentablemente, en Latinoamérica, el porcentaje supera el 60%.

¿Qué pasos debo tomar para aplicar la planeación estratégica en mí emprendimiento?

  • Establecimiento de Misión, visión y valores

Primeramente debes plasmar el propósito de tu emprendimiento, plantéate qué buscas lograr con el establecimiento de tu negocio y sobre ello establece algunas metas que debes desarrollar, esto te dará la pauta para establecer a dónde quieres llevar tu emprendimiento a futuro, recuerda que para esto, debes tener los pies bien puestos sobre la tierra y establecer criterios reales y alcanzables con el fin de que funcionen como motivación para los elementos de tu empresa y colaboradores que se vayan integrando próximamente.

Luego de esto establece algunos valores que representen la identidad de tu empresa en conjunto con sus colaboradores, es decir, qué representa tu emprendimiento, lo ideal es que establezcas de 3 a 5 y que vayan muy de acuerdo con lo planteado anteriormente en tu misión y visión ya que estos valores regirán el proceder de tus colaboradores y de ti como líder, por lo tanto deber ser establecidos claramente y al igual que la visión, deben servir de motivación.

  • Análisis interno y externo

Al analizar la parte interna de tu empresa, vas a verificar la cadena de valor, el desarrollo e innovación, marketing y ventas, capital intelectual, entre otros, la idea es que establezcas esos componentes que conforman tu empresa con el fin de identificar las fortalezas y debilidades para incluirlo en tu análisis FODA, luego con esta información procedes a complementar con un análisis externo que te permita identificar qué variables que no están en tus manos controlar pueden afectar tu empresa y esto te sirva como referente para la toma de decisiones, en este punto debes incluir aspectos como variables económicas, aspectos legales y políticos, avances tecnológicos, y cuestiones demográficas, sociales y ambientales que puedan tener un impacto directo o indirecto, estas permitirán identificar tus amenazas y oportunidades.

  • Elaboración de objetivos

Una vez teniendo en cuenta tu análisis FODA y otras herramientas que puedas utilizar para generar la información interna y externa de tu emprendimiento, es necesario comenzar a establecer objetivos siempre teniendo en cuenta las características de estos.

En este punto también es muy relevante que incluyas el establecimiento de indicadores y metas, esto debe potenciar el crecimiento y seguir la ruta que manejas con la finalidad de que te permitan llevar a tu empresa cada vez más cerca de tu visión.

  • Seguimiento y evaluación

Por último debes saber que ya establecido todo lo anterior y puesto en marcha debes tener evaluaciones que te permitan determinar si todo marca conforme a lo establecido en tu planeación, ya que esto te permite tener una retroalimentación positiva que llevará a la implementación de nuevas decisiones o incluso a seguir con las previamente tomadas según los resultados, permitiéndole a tu emprendimiento crecer constantemente.

Para poder llevar a cabo todo esto, el líder solo no podrá lograrlo, siempre requiere de sus colaboradores, por lo cual tenerlos informados y tener la información publicada de forma visible siempre es una manera de que todos lleven sus esfuerzos y acciones por la línea esperada.

¿Te gustaría conocer más acerca de negocios? Comenta que temas son de tu interés y comparte con alguien a quien pueda ayudarle esta información.

¿Qué opinas?

Escrito por Stefany Calderón Reyes

Soy una persona soñadora y creativa, actualmente estudiante de la carrera de Administración y próxima a titularse, con muchas ganas de aprender y compartir el conocimiento con los demás sobre todo en temas de Recursos Humanos y Calidad. Emprendedora de un micronegocio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

One Comment

  1. ¡Hola!, Tuve una loca idea de poner una tienda en línea, apliqué las herramientas de análisis financiero, y realmente me di cuenta de que una proyección a 5 años me asustaba pues no me veía llevando la tienda a algo que durara más de ese tiempo, o haciéndola crecer. Así que al iniciar a ver los temas que toca la dirección estratégica, caí en la misma visión que la que muestras en este artículo. Hay que aplicarla por más pequeño que sea el emprendimiento, para tener más claro el rumbo y tener un plan de acción que nos mantenga más firmes y visualizando las posibles consecuencias ya sean buenas o malas para saber cómo afrontarlas.
    Excelente artículo.