en

3 consejos para utilizar adecuadamente la comunicación asertiva en el ámbito profesional

La comunicación asertiva se enfoca en establecer una actitud personal positiva al momento de relacionarse con otras personas, en la cual, se basa en expresar las diversas opiniones y aprender a valorar a cada persona, dejando de lado los reproches, enfrentamientos y malos tratos, de tal manera, que se considera como una de las vías más oportunas para comenzar con la interacción, comprensión y ser empático.

La comunicación asertiva representa lo siguiente:

  • Los derechos tanto para sí mismo y los demás
  • Buenas autoestima y control emocional
  • Respeto mutuo

En donde, la asertividad se trata de defenderse sin pasar por sobre los derechos de los demás. El hecho de ser un profesional asertivo le dará la oportunidad de tener beneficios tanto en la autoestima, seguridad propia, área personal, e incluso, dará una buena imagen en el ambiente laboral, aumentando de forma considerable la eficacia y eficiencia tanto en sí mismo como en la percepción de las personas que lo rodean.

A su vez, la calidad en el ambiente competitivo se volverá afectuoso, en donde, se van a caracterizar por comprender y respetar las opiniones de los demás, expresar gratitud, admirar a los demás, no opacar a nadie, tratar con dignidad, saber escuchar y ser escuchado.

A continuación te mencionaremos 3 consejos para una correcta comunicación asertiva en el ámbito profesional.

1. Comuníquese en primera persona, utilizando palabras positivas.

De esta manera, logra transmitir confianza, y dejar de lado la negación evitando así los sentimientos provechosos.

Ejemplo:

Comunicación No Asertiva:

“Te veo con pésima actitud deberías estar más comprometido”. No es asertivo debido a que generaliza y juzga.

Comunicación Asertiva:

“Veo que en el último mes has llegado tarde a 2 reuniones y me gustaría que llegues puntual a las próximas”.

Es asertivo debido a que es específico y hace una solicitud en primera persona.

2. Es importante cuidar las emociones

No hay que usar los prejuicios o diferencias de las demás personas, es necesario poder controlar las malas emociones que pueden hacer que obtengas un lío en el futuro.

Ejemplo:

Comunicación No Asertiva:

“Es que tú me haces sentir excluido”.

No es asertivo debido a que culpa a otra persona y se victimiza.

Comunicación Asertiva:

“Me sentí excluido cuando no me mandaste la invitación a la reunión”.

Es asertivo debido a que se hace responsable por sus emociones, es específico y habla de las acciones y el impacto que tuvo.

3. Sea coherente y respete a los otros

Es importante generar una relación que tenga como base el respeto, a su vez, es primordial que sea una persona sincera, dando mensajes de manera clara para que sea fácil de comprender y puedan evitarse confusiones.

Ejemplo:

Comunicación No Asertiva:

“Es que nunca escuchas lo que te dicen y siempre quieres hacer lo que a ti te parezca”.

No es asertivo porque juzga y generaliza.

Comunicación Asertiva:

“Me parece que te molestaste cuando José opinó sobre una idea diferente a la tuya ¿es así? ¿tú cómo lo ves?”

Es asertivo debido a que se expresa en primera persona, es específico, pregunta y valida, aplicando el respeto.

Esta publicación fue creada con nuestro sencillo y agradable formulario de envío. ¡Crea tu publicación!

¿Qué opinas?

Escrito por Angie Castro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings